Publicado el 6 comentarios

Reflexiones sobre la Casa de Correos

De manera constructiva y a modo de reflexión, aprovechamos este espacio para darle un toque de atención a la máxima entidad filatélica de España: la Casa de Correos.

   El coleccionista filatélico medio español dispone de unos recursos económicos normales; es decir, está dispuesto a desembolsar dinero pero no a vaciarse los bolsillos. Entendemos al respecto que en tiempos de crisis Correos, como ente oficial que emite los sellos anuales, debería ajustarse también a las circunstancias y restringir de alguna forma tanto el número de emisiones como el valor facial de las mismos. Si la sociedad española tiene que apretarse el cinturón Correos, como institución que debe dar ejemplo, también.

   Y ocurre justo todo lo contrario: más emisiones, más Hojitas, más caro el valor facial y que genera como consecuencia que el usuario de la calle, el consumidor de a pie, se retraiga para no rascarse más el bolsillo. Debería Correos mimar a los clientes, no espantarlos, pues tenemos la experiencia, por muchos conocida, de que gran cantidad de abonados que hacían dos, tres colecciones, acaban por rendirse y se quedan con una, o lo que es peor, con ninguna, hasta que corran mejores tiempos.

   Asimismo Correos, desde nuestro punto de vista y que comparten muchos ciudadanos, ha hecho un daño atroz, casi irreparable, al mundo filatélico. Desde hace años impuso en sus estafetas y oficinas las estampillas para el franqueo, autoadhesivas y sin valor filatélico. Con este gesto enterró de un plumazo el franqueo de mercancías con sellos de España, infravalorando así el sello matasellado o usado, muy común entre los coleccionistas.

   Por otra parte, emite también Correos sellos autoadhesivos de Tarifa A, B, C y demás modalidades, cuyos valores faciales corresponden, porque se actualizan cada año en curso, a las tarifas vigentes de cada año. Lo sospechoso no es ya que estos sellos solapen a los tradicionales, sino que además tienen tirada Ilimitada, lo cual deja entrever que en algún lugar se encuentran almacenados a la espera de una posible revalorización. La pregunta es si existe intencionalidad de especular con ellos. Normalmente las emisiones normales tienen una tirada concreta, ¿por qué éstas son ilimitadas? ¿Alguien tiene algún interés especial? Por todo ello lo lógico sería que a partir de ahora en adelante se finiquitasen las tiradas Ilimitadas para que nadie se llame a engaño ni nadie piense mal.

   Por último, Correos lleva años emitiendo también en los últimos años, desde su púlpito público, desde su pedestal oficial, un Álbum Filatélico que, desde todos los puntos de vista, resulta una competencia a las empresas privadas que editamos el nuestro; nos atreveríamos a decir que es una competencia desleal y sin riesgo alguno.

   Las demás Casas, como ésta, asumimos responsabilidades y riesgos económicos cada uno de los años que pasan con el calendario. El de Correos no. Riesgo cero. Si vende, ganancias y beneficios para ellos, si pierde lo asumimos, como entidad pública que sigue siendo, todos los españoles.

   Sirvan estas líneas como reflexión y como crítica constructiva, pues es bien sabido de que de los errores del pasado deben aprenderse las mejores lecciones, con el ánimo y el propósito de no volverlos a repetir o, en cualquier caso, no dañar más ni el crédito de empresas que llevamos luchando por sobrevivir en un escenario mercantil, hostil y competitivo, ni el bolsillo, siempre inocente y generoso, de los ciudadanos.

6 comentarios en “Reflexiones sobre la Casa de Correos

  1. Aprovechando el enclaustramiento del coronavirus busqué por primera vez la dirección de Material Filátelico Torres en Internet. Tengo algunas lagunas en mi colección de la Monarquia ( Reinado de Juan Carlos I ), y quería saber si venden material suelto para completarla ya que la única tienda de Filatelia que había en Coruña cerró hace más de 1 año.
    He leído la reflexión que hacen sobre Correos y tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo con ustedes. Fui abonado del Servicio Filátelico de Correos hasta finalizar el reinado de Juan Carlos I, pero ya bastante antes no estaba mucho de acuerdo ni con la cantidad de emisiones y mucho menos con los precios. Aparte hacia tiempo que no tenia la sensación de coleccionar sellos sino más bien cromos o postalillas de niños. Un saludo y espero que la Empresa supere todas las terribles dificultades a las que nos está sometiendo esta implacable pandemia.

  2. Completamente de acuerdo con la carta de Juan Antonio, yo soy uno de los que hacían cinco colecciones, pensando en mis nietos, hasta que llegó el momento que me jubilaron y tuve que continuar solo con mi colección.

  3. Totalmente de acuerdo con la carta y el comentario.yo de cinco estoy en una colección y miles de repetidos en nuevo y usado sin poder cambiar.Animo a los jóvenes pero correos con sus tiradas,precios y tanta HB, etc.y su política de automatización está tira el por tierra esta cultura.

  4. Llevo más de 40 años coleccionando las emisiones de sellos de Correos de España, pero llevamos unos años donde se hace difícil o imposible realizar un coleccionismo a la altura, parece que nadie se ha parado a pensar y valorar el coleccionismo filatélico de más de 150 años que venimos realizando, es cultura, historia que se reflejan en las hojas y los sellos que coleccionamos.

    No estoy en contra que se esta realizando una buena labor en diseño y expresión de los sellos, pero no se ha valorado que para realizar una colección durante un año el costo y los valores de los sellos y lo que es más importante la utilidad que tenía en colocarse en un sobre, tarjeta, entero, etc. , para que circulará y cumpliera la misión por la que ha sido creada, esta perdiendo todo su valor.

    Por último, no nos paramos a ver el coleccionismo filatélico entre los menores, se que correos esta realizando una estupenda labor de promoción junto a las sociedades filatélicas, pero el exceso de emisiones y lo que es más gravante el precio, están suponiendo una retirada de coleccionistas y la no aparición de coleccionista jóvenes.

    Creo que deberían plantearse nuevas estrategias y valorar y escuchar las opiniones de los que hacemos día a día el coleccionismo. Que ha final de cuentas somos los que hacemos que esto tenga interés incluso a nivel internacional.

    Gracias a esta página por permitir este tipo de reflexiones.

  5. Palabras nunca mejor dichas.

    Los compradores han volado y si intentas vender una año completo, nadie lo compra si no es a un 80% de valor facial. El coleccionismo filatélico no se está muriendo, murió poco después del año 2000.

  6. Perdonen por el retraso en contestar a todos los valientes que han aprovechado este blog para manifestar sus quejas, de las que estamos todos de acuerdo. Este año 2021, tan irreal pero tristemente real por el tema del Covid-19, que parece no acabar nunca esta pesadilla, nos ha dejado en fuera de juego tanto a comercios como a coleccionistas particulares.
    Soy Juan José Torres, nieto del fundador de esta casa y Gerente de la misma. Este foro es para eso, para ser una ventana para los usuarios y compartir reivindicaciones a Correos, siempre de manera constructiva, para corresponder con mejor trato a los clientes de toda la vida.
    Sólo esperamos que, a pesar de las dificultades, no se cansen jamás de esa afición tan hermosa y entrañable como es el mundo del coleccionismo filatélico.
    Y mientras tanto, por aquí intentando sobrevivir y seguir siendo útiles de sus demandas y divulgar sus reclamaciones.
    Un fuerte abrazo y sincero saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *